La UNED y la Fundación Europea por las Personas Desaparecidas QSD Global firman un acuerdo de colaboración

El rector de la universidad, Alejandro Tiana, y el presidente de la Fundación, Francisco Lobatón, rubricaron el convenio

Alejandro Tiana, rector de la UNED, y Francisco Lobatón, presidente de la Fundación Europea por las Personas Desaparecidas QSD Global, firmaron ayer un convenio marco de colaboración entre ambas instituciones para fomentar la docencia e investigación en el ámbito de las desapariciones. Según apunta el convenio, cada año se producen en nuestro país miles de denuncias por desaparición de personas –pudiendo llegar a sobrepasar las 14.000- de las cuales una décima parte no se resuelve en el plazo de 12 meses y entre 500 y 900 no se localizan nunca, pasando a formar parte del grupo denominado “ausentes sin causa aparente”. El acuerdo tendrá una vigencia de cinco años prorrogables.

En este contexto nació la Fundación Europea por las Personas Desaparecidas QSD Global, dirigida por el periodista Francisco Lobatón, cuyo objetivo es promover acciones de búsqueda frente a las desapariciones de personas, acciones preventivas frente a nuevas desapariciones y otras situaciones de riesgo, acciones formativas e informativas y promoción de investigaciones y tecnologías para la búsqueda de desaparecidos. Es precisamente en este plano docente e investigador en el que la universidad, como institución pública, prestará su colaboración.

 

Francisco Lobatón expresó que: “los desaparecidos siguen siendo un colectivo muy ignorado, cuyos casos se suelen tratar como un suceso, olvidando el trasfondo social que tienen. Por eso la colaboración con la UNED puede ser fundamental, pues nos ayudará a abordar las causas sociales, a profundizar en la investigación con el ADN o a formar a los cuerpos de seguridad, fundamentales en la resolución de los casos sobre todo en los primeros momentos”.

Además, Lobatón añadió algunas cifras a las mencionadas en el convenio, explicando que “en Europa desaparecen cada año 250.000 niños, lo cual se traduce en un niño desaparecido cada dos minutos y medio”.

Por su parte, Alejandro Tiana manifestó que “ya hay algunas actuaciones concretas perfiladas dentro del convenio, la primera de las cuales estará dirigida a las familias implicadas en los casos de desaparición, para abordar su sensibilidad y establecer un nexo de comunicación entre ellas”.

El trabajo conjunto entre ambas instituciones se desarrollará mediante supuestos específicos de colaboración que podrán contemplar los siguientes aspectos:

  • Actividades de información y formación sobre las desapariciones.
  • Encuentros técnicos que contribuyan al avance de resultados.
  • Realización y/o financiación conjunta de programas específicos de investigación, así como generación de equipos de trabajo.
  • Jornadas científicas.
  • Estudios e informes.
  • Actividades formativas y de extensión cultural

FUENTE: UNED.es