Familiares reclaman a Interior más agentes para la investigación de desapariciones

Familiares reclaman a Interior más agentes para la investigación de desapariciones

La madre de Krhystyna Savenchuk, con una foto de su hija poco antes de desaparecer. /jesús signes
La madre de Krhystyna Savenchuk, con una foto de su hija poco antes de desaparecer. / JESÚS SIGNES

Los afectados exigen crear unidades especializadas y mayor coordinación entre provincias para esclarecer los casos

 
Mientras el paradero de Marta Calvo era ya un completo misterio; mientras sus familiares y amigos se sumían ya en la angustia de no tener noticia desde hacía más de una semana; mientras el 15 de noviembre, los efectivos de búsqueda de la joven desaparecida en Manuel empezaban a multiplicarse, ante la desaparición del principal sospechoso de los hechos, en Madrid cientos de familiares de personas en paradero desconocido lanzaban un grito al cielo: «La magnitud del fenómeno de las desapariciones contrasta con una dotación manifiestamente insuficiente de profesionales de las Fuerzas de Seguridad, en número y especialización». Y esta es la exigencia que la Fundación Europea por las personas desaparecidas traslada a Interior: la necesidad de más agentes para esclarecer las 180.000 denuncias por desaparición registradas en España en la última década.

La reivindicación cobra especial fuerza en la Comunitat cuando se cumplen ya 25 días de búsqueda sin éxito de Marta Calvo. La exigencia de las familias de los desaparecidos tiene una notable connotación regional. En las conclusiones de su encuentro, piden al ministerio «que se convoquen nuevas plazas de investigadores para nutrir las unidades de desaparecidos tanto en la UCO (Guardia Civil) como en la UDEV (Policía Nacional) y en las policías autonómicas». Pero además, piden la creación de unidades especializadas en desapariciones, a nivel estatal o autonómico, y que se mejore la coordinación entre regiones (la pérdida del rastro de una persona de un territorio a otro acaba siendo uno de los mayores handicaps para dar con sus paraderos) «con al menos un especialista por cada cuerpo policial y provincia».

Más de 300 menores

«Cuando una persona desaparece, no lo hacen sus derechos. El primero de ellos es el derecho de toda persona a ser buscada y el de sus familiares a ser informados», es la proclama de los familiares de desaparecidos. Tal y como publicó LAS PROVINCIAS el pasado domingo, en la Comunitat había activas a final de 2018 un total de 575 desapariciones. De ellas, las especialmente preocupante son las catalogadas como de ‘alto riesgo’, aquellas en las que hay indicios de que la marcha de la persona no fue voluntaria y puede haber algún elemento delictivo u oscuro. Y del más de medio millar, 357 pertenecen a menores en ignorado paradero. La cifra valenciana es la más alta de España junto con Andalucía, Murcia y Cataluña.

Las peticiones de la Fundación Europea por las personas desaparecidas no sólo van encaminadas a la vertiente policial, sino que tratan también la parte asistencial. Exigen la puesta en marcha de Oficinas de Atención a las Familias en las que se les pueda informar de los casos y recibir asistencia psicológica.

Desde la entidad también apuntan a las razones de que la valenciana sea una de las regiones que presenta más casos de desapariciones. Y lo hacen citando a un experto, José Carlos Beltrán, inspector jefe del grupo de Necroidentificación de la Comisaría General de Policía Científica: «La Comunitat cuenta con un extenso litoral, con territorios de alta densidad de población, movimientos migratorios y altos flujos de entrada y salida de población extranjera por vía aérea y marítima, lo que facilita el número de desapariciones y un incremento de las mismas».

Vía Las Provincias

Traducir »