Borja Lázaro, el joven de Vitoria que desapareció en Colombia entre rituales wayúus

Borja Lázaro, el joven de Vitoria que desapareció en Colombia entre rituales wayúus

Logró lo que pocos: inmortalizar ‘la fiesta de los huesos’ de la tribu indígena | Trazó un viaje sin guion y con fecha de vuelta al País Vasco: el 21 de mayo, día en el que cumpliría los 35 años | Hoy tendría 42, aún lo esperan

 
5 de enero de 2014. Borja enciende su ordenador. El joven de Vitoria lleva tres meses viajando por Sudamérica. Es madrugada, noche de Reyes. En Santa Marta (Colombia) abre sus redes sociales y publica un mensaje: “Wayuu; el secreto del tiempo; el ritual del hueso”. Al texto le acompañan palabras clave: #colombia#wayuu#guajira#fotografia; y un enlace, ya caducado, a la foto del momento. Acaba de compartir uno de los rituales más importantes de la tribu indígena que puebla La Guajira (Colombia) y que se reparte también por Venezuela, los wayúus. Se leconoce como ‘La fiesta de los huesos’. Una fiesta a la que no se entra sin invitación. Una fiesta sagrada, que, según sus creencias, otorga la vida eterna -diez años después de fallecer- a los difuntos de la tribu. Fue uno de los grandes hitos de su viaje, que iba a durar seis meses. Allí consiguió su momento cumbre, pero también fue donde todo se fundió en negro. Acababa de escribir su última publicación sin saberlo. Horas más tarde, Borja desapareció.
 
Traducir »