Un año sin noticias de Manuela Chavero: la lucha para que su caso no caiga en el olvido

El sábado, 8 de julio, se ha convocado una concentración en la plaza de Monesterio. Acudirán familiares, amigos, vecinos, diferentes representantes de las Instituciones y el presidente de la Junta, Fernández Vara. 

La madrugada del 4 al 5 de julio se cumplirá un año de la desaparición de Manuela Chavero, Manoli, como la llaman sus allegados. Un año, 365 días, en el que ni su familia ni sus vecinos han dejado de gritar su nombre y pedir respuestas. Un grito que arranca en la plaza de Monesterio, donde desde hace un año cuelga una gran pancarta con su fotografía. Manuela no puede caer en el olvido. Y, por ello, sus familiares han convocado para el próximo 8 de julio una concentración a la que se espera que asistan representantes de diferentes instituciones, entre ellas el presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, según ha comentado Emilia Chavero, hermana de la desaparecida.

La concentración será a las once de la mañana en la plaza del pueblo.

Una búsqueda sin resultado

Manuela estuvo la noche del 4 de julio de 2016 con una amiga y después regresó a su casa. Ella fue la última persona que la vio, pues esa misma noche desapareció. Al día siguiente, en su domicilio nada estaba forzado, sobre su cama estaban los pantalones que había llevado el día anterior, la luz del salón y de la cocina estaban encendidas, al igual que la televisión, y su cartera y su teléfono móvil estaban allí, con una última conexión a las 01:55 horas del 5 de julio. Desde entonces, nada se ha sabido o trascendido de la investigación oficial de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, ni han dado resultado las batidas llevadas a cabo. Tampoco arrojó nada el rastreo que hizo el Grupo de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil de Badajoz y Sevilla en el pantano de Tentudía, con el apoyo de un robot submarino.

En estos doce meses incluso se ha tomado declaración a una persona en calidad de investigada, que quedó en libertad sin ninguna medida cautelar, y la Guardia Civil intervino tres vehículos a vecinos del municipio para analizarlos. Emilia Chavero ha confesado que la familia “ya está desgastada de todo lo que lleva pasado”, porque tenían la confianza que a estas alturas ya habría alguna noticia, aunque no duda en alabar el trabajo de los investigadores. “Yo sé que tienen cosas y por eso el caso sigue bajo secreto de sumario”, asegura Emilia Chavero, que ha indicado que está pendiente de una reunión con el juez de Zafra para plantearle algunas cuestiones, como poder acceder a la casa de su hermana, que lleva un año precintada, algo que no ha pasado en casos parecidos. Emilia insiste en que ella seguirá “muy encima” de todo porque no quiere que se olvide, sino que se aclare lo que pasó, y le da igual “que pase un año o dos”.

El alcalde de Monesterio, Antonio Garrote, ha agradecido el gran apoyo recibido desde todos los municipios de la región e incluso otras partes de España, y ha asegurado que cualquier iniciativa que sirva para que la búsqueda de Manuela Chavero “esté en la mente de todos” contará con el apoyo del ayuntamiento.

 

Fuente EFE. Lea la noticia completa aquí (20minutos.es).