Diana Quer, un dolor compartido, un golpe sentido como propio

“En el último día del año ha sido confirmada la noticia última sobre el trágico final de Diana Quer , a falta solo de que se verifiquen científicamente sus restos hallados a unos pocos kilómetros del lugar en que desapareció. Es la evidencia de una muerte que fulmina toda esperanza de vida. Ha terminado para la familia Quer López el sufrimiento acumulado a lo largo de 500 días que han sido en realidad una sola y larga noche de incertidumbre.

El autor confeso de la desaparición y muerte de Diana, José Enrique Abuín, ha permitido a la Guardia Civil la localización del cadáver y tendrá que enfrentarse ahora a las graves consecuencias penales derivadas de su crimen. Un juicio que es de esperar se produzca en un plazo lo más breve posible de modo que no se prorrogue innecesariamente el dolor de la familia y puedan así iniciar el duelo por su hija.
Para muchas otras familias de personas desaparecidas hoy es un día de dolor compartido, un golpe sentido como propio y , al mismo tiempo, un motivo renovado para esperar que sus casos no sean olvidados”.

 

Paco Lobatón